Historia

Los antecedentes de la Escuela de Graduados de Altos Estudios se remontan al año 1996, cuando ante la necesidad de elevar el nivel académico de los Oficiales Superiores de las Fuerzas Armadas en los aspectos básicos generales, operacionales y estratégicos, así como en lo concerniente a las ideas centrales de las ciencias sociales, el Instituto Militar de Educación Superior (IMES), entendió necesaria la creación del Curso de Altos Estudios Estratégicos, identificando la necesidad de aumentar el nivel educativo para reforzar los conocimientos, ante la expansión alcanzada por la sociedad, de manera que civiles, militares y futuros dirigentes de la sociedad, se ajustasen adecuadamente al rápido avance tecnológico, económico y cultural que experimenta el mundo.

En fecha 15 de enero de 1997, se inicia la docencia en dicho curso, con un plan de estudios dentro del cual, prestigiosos centros docentes de educación superior, en coordinación con las autoridades académicas militares de mayor nivel de las Fuerzas Armadas, impartían los conocimientos sobre la base de comparar todas las filosofías y escuelas del pensamiento. Asimismo, se trazó como visión que los alumnos adquiriesen un entendimiento amplio y detallado en todos los aspectos que influyen en el desarrollo de la República Dominicana, para contribuir con la elaboración de planes, políticas y estrategias que redundaran en beneficio del país.

Este Curso se impartió en el Instituto Militar de Educación Superior (IMES) hasta el 18 de agosto del año 2000 cuando, mediante Decreto No. 481-00, dictado por el Excelentísimo Señor Presidente Constitucional de la República, se crea el Instituto de Altos Estudios para la Defensa y Seguridad Nacional (IAEDESEN), con su asiento en la Secretaría de Estado de las Fuerzas Armadas, lugar donde en la actualidad funciona con el nombre de Escuela de Graduados de Altos Estudios.

En lo que respecta al Instituto de Estudios Geopolíticos, su historia se remonta al año 2002, momento en que fue creado mediante Decreto Presidencial No. 783-02, de fecha 9 de octubre de ese año.

Este Instituto como respuesta a la necesidad de concienciar a la sociedad dominicana para que se identifique con la situación de la insularidad del Estado dominicano y la ubicación de la isla de Santo Domingo en la Cuenca del Caribe, con la redefinición de los espacios marítimos, territoriales y aéreos, para asegurarles a las futuras generaciones, un espacio vital, protegiéndolas, a la vez, de las inseguridades que implica la globalización.